RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Área Privada Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Dossier Informativo Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de moto Seguros de vehículos clásicos Seguros de cotos de caza Seguros de instrumentos Asistencia en viaje Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

Las Rebajas de Invierno: Cómo aprovecharlas y no caer en el consumismo

Las Rebajas de Invierno: Cómo aprovecharlas y no caer en el consumismo

¡Estamos de rebajas! Claro que sí wapi (guiño a una campaña publicitaria muy exitosa y que sigue trascendiendo en nuestro uso hoy en día).

Lo que antes se traducía en descuentos en ropa y complementos, hoy se ha extrapolado a todo tipo de productos de consumo. Las empresas hacen “el agosto” en estas fechas porque… ¿a quién queremos engañar? Aunque los precios sean más bajos, las personas gastamos más y por lo tanto ellos ganan más. Pura matemática.

A pesar de ello, todos los años ansiamos que lleguen estas fechas, un momento de consumismo en el que buscamos las mejores gangas o el precio más bajo de ese producto soñado y deseado.

Somos conscientes de que vamos a consumir… pero ¿cómo NO hacerlo de manera compulsiva?

En el año 2012 se liberó el periodo de rebajas así que las propias empresas han decidido cuándo empezar. A pesar de ello, las grandes multinacionales deciden hacerlo de manera tradicional y empezar con los saldos justo después del Día de Reyes.

Te recomiendo que:

-Hagas una lista previa con todo lo que puedas necesitar. Puedes darte un capricho pero no te excedas ya que puede acabar muy mal.

- Estate atent@ porque los productos rebajados siempre deben mostrar su precio original.

-Conserva el ticket por si quieres devolver algo o algún producto está defectuoso. En la vorágine compulsiva, hacemos caso omiso a ese tipo de detalles.

-Compara, compara y compara. El precio de un artículo puede variar una barbaridad de una tienda a otra. Puedes hacer un chequeo previo vía Internet y te ahorrarás tiempo.

-Si algo no lo encuentras en la tienda física, pregunta siempre si lo tienen en stock por internet. No te quedes con las ganas.

-Cuidado con los robos. Es el momento perfecto de los ladrones: los grandes tumultos de gentío.

-Cuidado también cuando hagas pagos, bien en efectivo y con tarjeta. Ojo que te cobren lo correcto con el descuento aplicado y también cuidado con la seguridad de tus tarjetas de crédito. La nueva accesibilidad de muchas de ellas pueden hacer que te lleves algún que otro susto.

-Antes de salir de casa respira, respira, respira. O bien evitas las horas punta (que los fines de semana suelen ser todas) o vete con bien de paciencia para esperar colas y ser atendido. Las prisas no son buenas.

-Y por supuesto, disfruta. Es una disculpa perfecta para quedar con tus amigas y pasar una tarde estupenda o hacer una renovación de armario en toda regla.

Espero que mis recomendaciones os parezcan interesantes. En Red Mediaria #nosolohacemosseguros.

Atrás
Subir