RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Área Privada Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Dossier Informativo Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de moto Seguros de vehículos clásicos Seguros de cotos de caza Seguros de instrumentos Asistencia en viaje Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

¿Estar Sin Seguro?

¿Estar Sin Seguro?

Durante el Estado de Alarma, los conductores sólo pueden hacer uso de su vehículo en casos muy justificados. Hacer la compra, ir a un centro sanitario o acudir al puesto de trabajo si la actividad sigue en funcionamiento son algunas de estas excepciones.

Por ello, no es de extrañar que muchos conductores no vuelvan a utilizar su vehículo hasta que termine la cuarentena, una fecha que todavía no está fijada en el calendario. En esta situación, seguir pagando el seguro del vehículo puede parecer un gasto innecesario, que además podría destinarse a otro tipo de necesidades.

La realidad es que el confinamiento y las restricciones de circulación no suponen una excusa para dar de baja el seguro. Sólo hay que repasar el Real Decreto 8/2004 sobre la responsabilidad civil y seguros en la circulación de vehículos: “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular”.

Esto significa que aunque el vehículo no se esté utilizando, si provoca un accidente y no dispone de un seguro, el encargado de pagar todos los daños a terceros será el propietario. Además, no se le permitirá utilizar el coche por tiempo de un mes, y en caso de que el conductor sea reincidente, este plazo será de 3 meses o incluso de un año. Para estos casos existe una sanción que oscila entre los 601 y los 3.005 euros.

La única posibilidad que te permite suspender el seguro es dar de baja de forma temporal o definitiva el vehículo, ya que en estos casos no resulta necesario mantener un seguro. Cuando das de baja temporal un vehículo no puedes circular con él, pero tampoco será necesario que pagues impuestos y seguros. No hay una fecha límite y se puede revertir en cualquier momento.

Eso sí, cualquier vehículo que se encuentre estacionado en la vía pública debe estar dado de alta y disponer de sus correspondiente seguro. Por tanto, un vehículo dado de baja ha de estar guardado en una propiedad privada.

Atrás
Subir