RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Área Privada Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Dossier Informativo Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de moto Seguros de vehículos clásicos Seguros de cotos de caza Seguros de instrumentos Asistencia en viaje Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

Causas Evitables de un Incendio doméstico

Causas Evitables de un Incendio doméstico

En llamas. ¿Cómo prevenir que tu vivienda se convierta en el escenario de una de las películas de Saga “Los Juegos del Hambre? Hoy en nuestro blog os damos unos pequeños trucos.

Cuando algún cliente está interesado en contratar un seguro de hogar, una de sus principales preocupaciones es que tenga cobertura de incendio. Pocas veces suele ser el siniestro más frecuente. Pero esto no quita de que ocurra. Y la mayoría de las ocasiones, se puede evitar.

Los incendios en los hogares significan la pérdida de todo lo que haya en las estancias afectadas. Es decir, un incendio es el peor de los siniestros que se pueden dar. Además de expandirse rápidamente puede llegar a ser letal. Dejemos a un lado los daños personales ya que vamos a suponer que se produce cuando no hay nadie dentro de la vivienda. ¿Cuáles son las principales causas (y más tontas) por las que se provocan incendios domésticos? Atentos:

-Uno de los principales motivos es dejar una cazuela al fuego y olvidarse de que está ahí. La principal zona afectada suele ser la cocina pero dependiendo del alcance puede extenderse por toda la vivienda.

-Algo tan habitual y frecuente como planchar puede desembocar en un suceso trágico. Dejar la plancha encendida o apoyada sobre alguna prenda es desencadenante de incendio. Ojo que también las planchas del pelo, aunque tengan un sistema diferente, puede provocar el mismo resultado.

-La electricidad. Dejar aparatos encendidos sin “ton ni son” provoca cortocircuitos. Estad pendientes de desenchufar cargadores, principalmente de dispositivos móviles. No es el primer caso que ocurre de que a causa de un cargador de móvil se incendia un colchón, por ejemplo.

-El tabaco. Amigos fumadores, no se os olvide apagar bien los cigarros. Dejar un cigarro encendido o que por ejemplo nos durmamos mientras fumamos puede ser letal y provocar un verdadero desastre.

-El gas. A pesar de que actualmente está muy controlado, aún existen viviendas que utilizan este medio de energía.

Aunque cuentes con un seguro para tu vivienda que tenga una cobertura de incendio, es muy engorroso verse afectado por un incendio. Además de perder tus pertenencias y posiblemente alguno de tus bienes favoritos y recuerdos (que no tienen reposición), tendrás que empezar desde cero a reconstruir las estancias afectadas. El fuego arrasa y no pregunta así que…. Precaución.

Atrás
Subir