RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Área Privada Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Dossier Informativo Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de moto Seguros de vehículos clásicos Seguros de cotos de caza Seguros de instrumentos Asistencia en viaje Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

Baja Médica por Covid-19

Baja Médica por Covid-19

Según el Real Decreto-Ley 6/2020, de 10 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública, los trabajadores que estén contagiados o deban permanecer en aislamiento o cuarentena como consecuencia del coronavirus, se considerará que están en una situación asimilada al accidente de trabajo.

Esto significa que, desde el día siguiente a la baja laboral, la Administración pagará el 75 % de la base reguladora de su salario a aquellas personas en cuarentena, aislamiento o contagiadas por coronavirus.

No ocurre lo mismo cuando un trabajador se encuentre de baja por contingencia común. En este caso, los tres primeros días de la baja el empleado no cobra, del cuarto día de la baja hasta el día 20, cobra el 60% y a partir de los veintiún días de baja pasa a cobrar el 75%.

Estos porcentajes son los que están regulados por la Ley General de la Seguridad Social, pero el convenio colectivo de cada empresa puede establecer, además, un complemento de incapacidad temporal. En este caso, la empresa podría ampliar los porcentajes, que podrían llegar a alcanzar hasta el 100% de la base.

La calificación de baja como accidente laboral por el COVID-19 implica, además, que el trabajador pueda cobrar la prestación por incapacidad temporal sin que sea necesario acreditar el requisito de tener un periodo de tiempo mínimo cotizado. Esto es importante, pues si la baja se calificara como contingencia común, sí que se debería demostrar un periodo mínimo de cotización para poder cobrar la correspondiente prestación. Concretamente, sería exigible tener cubierto un periodo de cotización de 1870 días en los 5 años anteriores a la baja.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la duración de la prestación de incapacidad temporal derivada del coronavirus es excepcional y por este motivo, el propio real decreto establece que ésta vendrá determinada por el parte de  baja por aislamiento así como por la correspondiente alta médica. Esto significa que, la fecha del hecho causante será la que acuerde el aislamiento o la enfermedad del trabajador, sin perjuicio de que el parte de baja sea expedido con posterioridad a dicha fecha.

Para tramitar una baja, o incluso un alta, lo que se debe hacer es llamar a nuestro Centro de Salud, cuyo teléfono suele identificarse en la propia Tarjeta Sanitaria. A partir de ahí, el posible afectado será atendido por el personal sanitario que se encargará de informar al Médico de Familia quien, tras la valoración del paciente y las respectivas preguntas que se le formulen, emitirá el correspondiente parte de baja por los Servicios Públicos de Salud. Este documento será remitido al enfermo, bien sea por correo electrónico o dejándolo a su disposición en el centro médico para que un familiar pase a recogerlo.

Atrás
Subir