RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de moto Seguros de vehículos clásicos Seguros de instrumentos Seguros de decesos Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

Viendo las barbas de tu vecino pelar...

Viendo las barbas de tu vecino pelar...

Las decisiones que los Administradores y Directivos de las empresas toman, así como la forma de aplicarlas, ya no sólo afectan al éxito de sus empresas y de sus propias trayectorias profesionales.

Cada vez más existe un aumento de reclamaciones, un aumento de responsabilidad personal y económica ilimitada para las consecuencias que se deriven de sus decisiones. Estas amenazas de responsabilidad personal puede provenir de fuentes muy diversas que influyen en la empresa: accionistas, empleados, clientes, bancos, acreedores, autoridades de control y organismos públicos, siendo el patrimonio del Administrador o Directivo el instrumento de pago para los gastos de defensa y de las posibles indemnizaciones que tenga que atender, además de que su imagen y, por lo tanto, su reputación y carrera profesional, se pueda ver seriamente dañada.

Aparte de las argumentadas, muchas más son las razones para la contratación de un Seguro D&O (Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos), porque aunque uno pueda pensar que lo tiene todo controlado, hay terceros que pueden opinar lo contrario.

A todo esto hay que añadir los presupuestos que originan la responsabilidad penal del Directivo o Administrador de las personas jurídicas conforme viene recogido en la Reforma del Código Penal que entró en vigor el pasado 1 de julio, en la que se estipula que si se hubiera cometido un delito por parte de sus directivos o trabajadores en nombre y por cuenta de la empresa o por cuenta de ésta y en su beneficio, la empresa sólo responderá si los directivos han incumplido gravemente su deber de vigilancia. Así pues, la empresa podría quedar exenta de la responsabilidad de un delito cometido por sus directivos si el órgano de administración demuestra que adoptó y ejecutó, eficazmente y con carácter previo a la comisión del delito, un programa de prevención adecuado. En este supuesto, si el delito lo hubiera cometido un directivo burlando el programa, entonces dicho directivo si podría ser considerado como único responsable y haría frente a las penas previstas en el Código Penal para el delito cometido.

Atrás
Subir
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

cerrar aviso