RedMediaria - Correduría de seguros
teléfono de contacto
983 347 219
Asistencia
24 horas
Oficina online
clientes
Facebook Twitter
Inicio Sobre Red Mediaria Bienvenida del Presidente ¿Qué es Red Mediaria? Nuestros valores Equipo Directivo Dossier de Empresa Responsabilidad Social Corporativa Productos y Servicios Seguros para Particulares Nuestros Productos Exclusivos Soluciones aseguradoras para Empresas Consultoría en Gerencia de Riesgos Programas de Afinidad Gestión de Riesgos de Administraciones Públicas Calcula tu seguro Seguros de moto Seguros de vehículos clásicos Seguros de instrumentos Seguros de decesos Únete a nosotros Por qué unirse a Red Mediaria Ventajas de integrarte en Red Mediaria Solicita más información Blog Dónde estamos Contacto
Una red para tu confianza

Red Mediaria, de cine

Red Mediaria, de cine

El sector del seguro es un tanto particular. Pero lo que no cabe duda es que da para mucho. Ya os había adelantado en post anteriores cómo estrellas de rock venden seguros. También los seguros al estilo "americano" son muy peculiares, existen casos muy sonados de grandes indemnizaciones por responsabilidad civil... pero eso ya lo iremos viendo porque hoy es viernes y apetece cine.

Aunque suene raro, el seguro ha sido protagonista en grandes éxitos de la gran pantalla. Encontramos a conocidos personajes, diferentes géneros, productos... donde todo gira en torno al seguro.

Ya en los años 40  de la mano de Burt Lancaster y Ava Gardner en "Forajidos" aparecían dos asesinos a sueldo que matan al empleado de una gasolinera y un detective debe investigar el caso para la compañía de seguros en la que trabaja. También el ganador de dos Oscar como director y tres como guionista, Billy Wilder, usó el mundo del seguro en sus películas "Perdición" (1944), "El apartamento" (1960) y "En bandeja de plata" (1966).

Alfred Hitchcock también se valió del tirón del sector asegurador para sus argumentos. En "Atrapa a un ladrón" (1955) John Robie, interpretado por Cary Grant es un ex ladrón sospechoso de varios robos de joyas en la Riviera Francesa. John convence a un empleado de una aseguradora de que él no es culpable y se compromete a atrapar al verdadero ladrón. En esta misma línea de intriga también es habitual encontrar películas basadas en los seguros. "La Trampa" (1999), "El secreto de Thomas Crown" (1999) o "Un plan brillante" (2007) con Michael Caine y Demi Moore como protagonistas, son algunos ejemplos.

Aunque no es el único género. Woody Allen en la comedia "La maldición del escorpión de Jade" (2001) interpretaba al mejor investigador de una compañía de seguros de Nueva York que junto con su compañera Helen Hunt, una noche cuando salen con varios amigos, son hipnotizados en un show y a partir de ese momento, se producen unos misteriosos robos que traen de cabeza a la compañía de seguros. "Y entonces llegó ella" (2004) con Ben Stiller como protagonista o "El show de Truman" (1998) con Jim Carrey son más casos de comedias basadas en el seguro.

Es muy recurrente también usar los productos y coberturas de éstos para hacer cine. "John Q" se refiere a seguros de vida y salud, "Un plan brillante" al robo, "En bandeja de plata" alude a la responsabilidad civil. Pero sin duda alguna lo que más me ha llamado la atención es la película "La Isla" (2005) un film futurista que recrea una sociedad donde la gente puede comprar un seguro de vida en forma de clon humano...aquí podríamos pasarnos largos ratos debatiendo y hablando de la intangilidad de los seguros pero llegaríamos a la misma conclusión; de momento lo único físico que podemos dar a los clientes es el contrato del seguro. No sé si alguna vez se podrá llegar a esos extremos que suceden en la peli o mejor dicho, si la ciencia nos lo va a permitir. De momento, pensaremos en disfrutar del fin de semana y ser felices!:)

 

 

 

 

Atrás
Subir
Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

cerrar aviso